Nuestros coches conectados a la tecnología.

Vivimos en la era digital, la era de la tecnología, tenemos a nuestro alrededor cientos de aplicaciones que nos controlan, vigilan, aconsejan, sitúan y nos avisan. Vivimos pegados a un dispositivo, el móvil, que ha entrado a formar parte indispensable de nuestra vida.

Con nuestro vehículo está ocurriendo lo mismo, y más en los últimos modelos que están apareciendo en el mercado, la unión coche, móvil y conductor se han hecho indispensables. Tenemos coches conectados a nuestra vida, tan conectados que nos avisan de sus problemas, las averías.

Los encargados de esa llamada de atención son los testigos que podemos encontrar en el cuadro de mandos, unos iconos que se distribuyen alrededor del cuenta kilómetros y cuenta revoluciones y que se encienden cuando nuestro vehículo detecta un problema.

Todo es eléctrico ya el coche actual y digital en los últimos modelos. Esos avisos se convierten en mensajes a nuestro móvil sobre cualquier tipo de anomalía que sufra nuestro vehículo y nos informe de la urgencia de llevarlo a un taller para solucionarlo.

Los talleres deben estar al día en este tipo de aplicaciones digitales y en maquinaria capacitada de detectar el problema. En Fucarauto Huelva, cada vez son menos los mecánicos que levantan el capó sin utilizar un ordenador y conectarlo al de nuestro vehículo.

Desde cualquiera de nuestros tres talleres de Huelva, os aconsejamos que sigáis pendientes de esos avisos que a modo de luces de color amarillo, naranja o rojo aparecen en el salpicadero o cuadro de mandos.

 

¿Cuáles son los tipos de testigos de averías en nuestro coche?

Cada coche tiene su cantidad de testigos, normalmente los modelos de coches con más de 10 años presentan menos de 5 testigos, el pictograma de motor, de cambio de aceite, del sistema eléctrico, del cinturón de seguridad y de gasolina… son los testigos de avería más comunes que nos podemos encontrar.

En vehículos más modernos el número de testigos se multiplica y llega hasta más de 100 testigos.

Principales testigos de avería que nos encontraremos en nuestro coche

Aviso de avería de sistema de control de gases de escape

Este símbolo si lo encontramos encendido en color amarillo, nos indica que tenemos un fallo en el sistema de control de gases y es aconsejable que llevemos el vehículo al taller multimarca más cercano o al taller del Servicio Oficial. Se trata de un problema leve, pero que necesita de la ayuda de un profesional.

 

Aviso de avería de control del motor. Precalentamiento del motor diesel.

Si observamos que este testigo se enciende, va a ser justo cuando arrancamos el vehículo, se muestra en color amarillo y nos indica que hay un problema de calentamiento en el motor de combustión, por lo que debemos de reparar, sobre todo cuando este testigo empieza a parpadear en nuestro cuadro.

 

Testigo sobre la presión de inflado de los neumáticos

También se trata de un testigo de color amarillo, nos indicará de un problema leve, en este caso que debemos revisar el inflado de los neumáticos y ajustarlo a la cantidad de aire que nos recomienda la ficha técnica del vehículo. Su parpadeo nos indicará sobre el problema en nuestros neumáticos.

 

Avería en la batería del vehículo

Un tema serio es nuestra batería, su testigo representado con un pictograma de color rojo, nos indica cuando se encienda, que se ha agotado su carga y debemos bien cargarla o reemplazarla. Al ser un testigo de color rojo, debemos acudir a un taller mecánico urgentemente, ya que se trata de un problema serio.

 

Testigo aceite del motor

El testigo de una aceitera puede aparecer en amarillo o en rojo anaranjado. Nos indica que debemos comprobar el nivel de aceite del motor, siguiendo las especificaciones técnicas del fabricante, o debemos acudir a un taller mecánico a realizar un cambio del filtro y del aceite de nuestro vehículo.

 

Testigo de temperatura del líquido refrigerante

Uno de los testigos más importantes en nuestro vehículo, aparece en color rojo anaranjado y es de los más importantes para el correcto funcionamiento del motor. Su color nos alerta de la gravedad del problema al que podemos enfrentarnos. Normalmente se trata de rellenar de líquido refrigerante. Si nos encontramos en carretera, esperar que enfríe un poco el motor y continuar el viaje, si el problema persiste, acudir inmediatamente al taller más cercano o avisar al servicio de asistencia de nuestro seguro.

 

Testigo de avería de motor

Cuando tenemos en nuestro vehículo algún fallo de motor se encenderá el icono de un motor, normalmente en color amarillo, que nos avisa algún problema en la gestión del motor, el sistema de inyección, encendido o escape. Es de os problemas más temidos, porque nos avisa del fallo en el motor, pero no especifica cuál. Los fallos más comunes de los que alerta el testigo de avería del motor están relacionados con el sensor de oxígeno, filtro de partículas, catalizador, bujías, inyectores, tapa del combustible, termostato, bobinas de encendido, caudalímetro, válvula de control de emisiones o con el sistema de evaporación de emisiones.

 

No todos los coches tienen los mismos testigos

De los testigos que hemos enumerado, no todos están en los vehículos, como hemos apuntado sólo de 3 a 5 testigos son los más habituales en los coches. Estos dependerán del modelo, diseño, fabricante y modernidad.

Desde Fucarauto Huelva, recomendamos que revise el manual de su vehículo, pues ahí encontrará todos los testigos de avería que le pueden aparecer en su cuadro de mandos, así no tendrá que lamentar averías graves por falta de previsión o de desconocimiento de esas luces pequeñitas.

Recuerda la gravedad de  la situación como si fuera un semáforo. Los testigos de color rojo indican el peligro, el stop, hay que parar y solucionar el problema, los naranjas nos avisan de la precaución porque estamos ante un fallo, y los amarillos nos avisan de que algo ocurre en nuestro vehículo.

Etiquetas: ,