Ha llegado el verano y uno de los problemas con que nos encontramos en nuestro vehículo es el correcto funcionamiento del Aire Acondicionado. Hay varios indicadores en nuestros vehículos que nos dan pistas para saber que el sistema de aire acondicionado o ventilación no está funcionando correctamente.

  • Cuando notamos mayor consumo de combustible, cuando el compresor se pone en marcha muy a menudo y durante un periodo de tiempo prolongado.
  • Cuando encendemos el aire acondicionado y nos suelta una capa de polvo y malos olores provocados por un habitáculo deteriorado y obstruido.
  • Cuando los cristales del coche se empañan significa que el filtro del habitáculo está sucio.

 

Con estos indicadores debemos saber que la función del filtro de habitáculo es esencial para el confort y seguridad en nuestra conducción ya que bloquea todas las partículas, olores y gases dañinos que nos encontraremos en la carretera.

Si vamos a recargar el aire acondicionado de nuestro vehículo recomendamos cambiar también el filtro de habitáculo.

La principal causa de su deterioro es el uso prolongado por el paso del tiempo, el filtro de habitáculo se termina obstruyendo e impide la entrada de aire fresco en el interior sobrecargando el motor de ventilación. De ahí el que se empañen los cristales, entren bacterias, polen, hollín, gases y malos olores… algo que no beneficia a alérgicos, asmáticos y a niños. La salud para el conductor y el resto de ocupantes es lo primero.

El filtro de habitáculo puede provocar averías ya que el sistema de aire fresco debe trabajar más para hacer pasar ese aire obstruido. Cambia tus filtros de habitáculo cada año o cada 15.000 kilómetros recuerda que está en juego la salud de todos los ocupantes del vehículo.

En Fucarauto Huelva usamos marcas de primer nivel y le recomendaremos el filtro de habitáculo más conveniente para su vehículo. En nuestras instalaciones realizamos una comprobación visual de todas las piezas del sistema de ventilación purgando el gas refrigerante, sustituyendo el filtro deshidratante y eliminando la humedad por medio de una bomba de vacío.