La fábrica de automóviles de Martorell ha llegado a fabricar hasta 300 respiradores diarios para ayudar a los centros sanitarios españoles. La escasez de recursos sanitarios a nivel nacional que ha presentado esta pandemia o crisis del coronavirus han motivado las diferentes formas de colaboración de los españoles, y Seat ha adaptado sus piezas del limpiaparabrisas para fabricar y adaptar los materiales a respiradores de emergencia.

Desde Fucarauto Huelva celebramos estos gestos de ayuda y queremos agradecer a Seat esta gran iniciativa, también a Correos que ha sido la encargada de hacer el reparto a los diferentes centros sanitarios que lo han demandado. «El objetivo era fabricarlos con la máxima calidad y el resultado ha sido Oxygen, un respirador con hardware de código abierto [de uso libre para que cualquier persona o empresa pueda fabricarlo] y diseñado en colaboración con la empresa desarrolladora catalana Protofy.XYZ», añaden desde Seat. Los trabajadores se han volcado, llegando a modificar una línea de montaje que fabrica un subchasis y transformarla para fabricar respiradores ha sido un trabajo arduo que tuvimos que hacer en una semana”, comenta Sergio Arreciado, trabajador del Área de Ingeniería de Procesos.

El Oxygen se basa en los respiradores que llevan las ambulancias, cuyo funcionamiento consiste en accionar automáticamente un ambú (aparato que funciona como bolsa autoinflable) para que proporcione respiración asistida a los pacientes. Cuenta con un mecanismo que permite adaptar diferentes ratios de inspiración y espiración según el ritmo de respiración de cada paciente. Tanto los materiales como los planos del respirador se encuentran en Internet para que cualquier empresa pueda unirse a esta iniciativa. En el caso de Seat, las piezas que utiliza para la chapa, los engranajes, las levas y algunos componentes producidos en 3D se hacen en las instalaciones que la automovilística tiene en Martorell (Seat Componentes y Seat Barcelona), mientras que los materiales eléctricos y electrónicos los fabrican otras compañías que trabajan de forma habitual con la marca.

Fuente: El País.